miércoles, febrero 28, 2007

Sobre los hombres... (1993)



Con esta canción Eva Santamaría quedó en 11ª posición en el Festival de Eurovisión de 1993. Impagable.

Todos los hombres son tan egoístas
Que han confundido macho con machista
Todos los hombres son tan presumidos
Que han olvidado ser agradecidos

Ellos son así, por naturaleza
Viven dominados por su vanidad
Corren impulsados por sus ansias de ganar
Y nada más
Ponen el cerebro, nunca el corazón
Vuelan como cuervos, a tu alrededor
Y al sexo llaman amor

Ellos son así, desde la prehistoria
Siguen los caprichos, de su voluntad
Cuando tienen todo, siempre quieren mucho más
Es lo normal
Digan lo que digan, tienen la razón
Hagan lo que hagan, te lo digo yo
No saben pedir perdón

Todos los hombres son desordenados
Y siguen siendo niños malcriados
Todos los hombres son tan especiales
Que han conseguido ser todos iguales

Pero si no están, nos sentimos solas
Dicen palabritas con sabor a miel
Cosas tan bonitas, que nos hacen suspirar
Y enloquecer
Hombres y mujeres, en la intimidad
Son como dos faros, en la oscuridad
Como dos misterios parar desvelar
Son complementarios como guerra y paz
Como sol y luna, como tierra y mar
Son irresistibles, son como un imán
Que al mundo hace girar

Digan lo que digan, tienen la razón
Hagan lo que hagan, te lo digo yo
No saben pedir perdón

Hombres y mujeres, en la intimidad
Son como dos faros, en la oscuridad
Como dos misterios parar desvelar
Son complementarios como guerra y paz
Como sol y luna, como tierra y mar
Son irresistibles, son como un imán
Que al mundo hace girar

2 comentarios:

Esperança dijo...

No conocía esta canción, no me suena absolutamente de nada. Supongo que paso por el mercado discográfico sin pena ni gloria. Me parece increible que en el año 93 alguna mujer pudiera tener esta concepció de "todos los hombres". ¿Una experiencia traumàtica? Muuuucho para generalizar así!. Seria interesante saber quien escribió la letra de la canción, a lo mejor resulta que el autor és un hombre, ¿o es la misma cantante?
La canción deja fatal a los hombres, pero las mujeres no quedamos tampoco en muy buen lugar.

end dijo...

Nunca el Festival de Eurovisión ha sido reconocido como un espacio al que llegaran talentos ni del que se pudieran desprender de nuevos. Evidente. Pero que alguien escogiera esta canción, con semejante letra es equiparable a todas aquellas aberraciones hechas por indiferentes y malditas escuelas del llamado mal arte salido desde la televisión.
Ánimo colega buenammente, visto desde la perspectiva femenina que me ha dado mi condición de género, aplaudo tu desánimo y me sumo a la liberación de los roles.